fbpx
tunantada

Tunantada, patrimonio cultural

Por: Alonso Suarez

Sátira, elegancia y baile son palabras que definen tal vez de la mejor manera a la Tunantada, patrimonio cultural de la nación, danza típica y autóctona del distrito de Yauyos, ubicado a aproximadamente a 40 km al noreste de Huancayo, que se expande por toda Jauja y llega a cautivar otras ciudades a las que es ajena como Junín, Huancayo, Chupaca, Concepción y en casos llegando a cautivar otros departamentos aledaños a Junín e incluso internacionalmente, ejemplo de ello son países como España, Estados Unidos y otros, donde los pobladores originarios de Jauja la retratan con orgullo. Esta fiesta celebrada el 20 de Enero cada año con una duración de 5 días hace derroche de la mejor gala de los pobladores en la cual los danzantes representan al español colonial que habitaba en el pueblo jaujino, personajes que pertenecían al gremio de mercaderes y se alejaban para bailar. La tunantada retrata personajes coloridos de la época con actitudes casi caricaturescas entre ellos se encuentra el Huatrila, el Chuto, el Príncipe y demás.

No se permite quitarse la máscara en la Tunantada

La tradición señala que este festejo es en honor a San Sebastián y San Fabián principalmente en la plaza de Yauyos y como condición se le pide a los danzantes que interpreten de manera vivida y real a los personajes, por tal no se quitan la máscara una vez puesta hasta la media noche, la medida dura durante toda la fiesta y en caso los danzantes quieran comer o beber algo solo se les permite usar un pajilla o levantarse a la mitad la máscara sin revelar su rostro.

A lo largo de la fiesta se puede degustar potajes especialmente preparados para la ocasión como el mondongo (sopa de mote), el puchero, el carnero al palo, así mismo se degustan diferentes dulces como la mazamorra de caya, mazamorra de maíz, mazamorra morada y otros aperitivos.

Fotografía: Virna Cueva.